Una pareja adelgaza casi 200 kilos y parecen personas distintas




Esta es la inspiradora historia de una pareja joven que se propuso un reto el cual cambiaría sus vidas radicalmente, se trata de Lexi y Danny Reed, de 26 y 28 años respectivamente, aunque llevan casados solo dos años, llevan juntos desde la adolescencia, y ambos comparten una vida feliz y plena desde que se conocieron, excepto por algo que les tenía cada vez más preocupados y que les estaba afectando considerablemente tanto a nivel físico como mental.

El tema en cuestión era el sobrepeso que los dos padecían, Lexi había llegado a pesar 217 kilos, aunque después de unos meses su peso está en 82 kilos, mientras que su marido estaba en 126 kilos, ahora pesa 86, ambos padecían de obesidad y esto les hacía vivir situaciones embarazosas con las que muchas veces sentían vergüenza y tristeza.

Hoy en día Lexi recuerda un percance que le ocurrió en el parque de atracciones que le hizo reaccionar y poner un punto y aparte en su vida, fue cuando quiso subir a la montaña rusa y los encargados de la atracción le prohibieron la entrada debido a su sobrepeso, esto unido a otras muchas situaciones a cual más desagradable, provocó que la joven tomara una drástica decisión y lo compartiera con su marido.Lexi y Danny Reed

Ellos solían tener los mismos hábitos alimenticios, comida basura y muchos fritos, para la pareja era como un ritual inalterable el ir a un buffet varios días a la semana y comer hasta cuatro platos seguidos, y por si esto fuera poco, aun pedían comida para llevar.Perdida de peso radical

El hecho de cambiar totalmente sus costumbres en cuanto a alimentación y a una disciplina de ejercicios, significaba también cambiar su estilo de vida y todo lo que a los dos les gustaba compartir y hacer juntos, pero sabían que era necesario y se pusieron a ello sin desfallecer ni una sola vez.Pareja perdió 200 kilos

La pareja relata que los comienzos no fueron nada fáciles, y que incluso se pusieron un límite de 30 días ya que no pensaban que pudieran durar mucho más, pero para su sorpresa según iban pasando los días la nueva rutina no se hacía ya tan pesada y sus nuevos y saludables hábitos no significaban ya un duro sacrificio, sino que disfrutaban de su tiempo en el gimnasio y del régimen de comida al que se terminaron acostumbrando sin echar de menos esos platos tan pesados.Cambio radical pareja

Ahora viendo a la pareja con su extraordinario cambio físico, se puede observar los felices que son y como este cambio ha significado un gran aumento en su calidad de vida tanto a nivel emocional como de salud. Tal como nos cuenta Lexi, la comida sana como fruta y verdura prácticamente no existían para nosotros, y ahora son habituales en nuestros menús diarios, ya estamos acostumbrados e incluso nos encanta, aunque llevamos un gran camino recorrido, aún nos queda trabajo por delante, pero ahora estamos seguros que lo vamos a lograr. Está claro que con esfuerzo se puede conseguir casi todo lo que nos propongamos.

InterDiver © 2017 Frontier Theme